Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros.
Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Préstamos con ASNEF y aval inmobiliario

Existen numerosos tipos de préstamos con garantía hipotecaria en función del objetivo que tenga la financiación o el tipo de aval que pongamos. Pero sin duda, los préstamos con aval inmobiliario por estar en ASNEF es uno de los más comunes.

Estar en ASNEF, estar en RAI o aparecer en cualquier lista de morosidad puede reducir nuestras posibilidades de conseguir un préstamo personal o microcréditos. Para reducir el riesgo de impago de las cuotas las entidades financieras incluyen un aval como forma de asegurar el pago.

Te explicamos en detalle cómo funcionan estos préstamos con ASNEF y con aval inmobiliario.

Los préstamos estando en ASNEF y con aval inmobiliario

Los préstamos con garantía hipotecaria son una opción de financiación fácil de conseguir para las personas que estén en ASNEF. En estos casos, el solicitante del préstamo pondrá como aval un inmueble, que puede ser desde una casa hasta un terreno.

Este tipo de préstamo es fácil de conseguir para las personas en listas de morosidad porque, a ojos de las entidades y bancos, reduce el riesgo. De este modo, si se dejan de pagar las cuotas la titularidad del inmueble pasará a ser de la entidad financiera.

Esto supone un riesgo para el prestatario ya que si no se puede pagar las cuotas del préstamo con garantía hipotecaria podemos el inmueble.

Requisitos para conseguir un préstamo con aval y con ASNEF

Los requisitos para conseguir un préstamo con aval hipotecario, incluso estando en ASNEF, son los mismos que para los prestatarios que no están en listas de morosos.

Los requisitos para conseguir un préstamo con garantía hipotecaria estando en ASNEF son básicamente los siguientes:

  • Ser mayor de edad. Para solicitar un préstamo con aval de casa es esencial tener 18 años o más.
  • Ser propietario de un inmueble. El inmueble puede ser una casa, apartamento, terreno, local comercial… libre de cargas o pagado al 80%. Algunas entidades también trabajan con préstamos con aval de coche para personas en ASNEF, pero la cantidad a prestar es considerablemente menor.
  • Tener una cuenta bancaria. Requisito indispensable para recibir el dinero de la financiación y poder ir pagando las cuotas mes a mes de forma cómoda.

Aunque no es necesario demostrar ingresos para conseguir un préstamo con aval hipotecario, te recomendamos que estudies tu situación y solamente lo pidas si puedes afrontar el pago de las cuotas. De otra forma aparecerás en listas de morosidad con esta nueva deuda y además perderás el inmueble.

Documentación esencial al solicitar el préstamo con aval inmobiliario

En este caso la documentación a aportar cuando solicitar un préstamo con aval hipotecario es muy sencilla:

  • DNI o pasaporte
  • Escrituras del inmueble

También deberás facilitar el número de cuenta donde te vayan a ingresar el préstamo. Pero en ningún caso se te pedirán nóminas o prueba de ingresos, tampoco es necesario demostrar ingresos y no te piden explicaciones sobre la finalidad del crédito.

Ventajas de un préstamo con aval y ASNEF

La principal ventaja de solicitar un préstamo con aval hipotecario es que te lo van a aceptar si estás en ASNEF. Pero también hay otras ventajas de pedir en este tipo de financiación con Sofkredit. Toma nota:

  • Periodos altos de devolución. Tienes entre entre 12 y 180 meses, dependiendo siempre de la cantidad a devolver.
  • No es indispensable justificar algún tipo de ingreso, aunque se valora positivamente
  • Al realizar la solicitud a través de Sofkredit, te damos contestación en 48 horas máximo.
  • Puedes seguir utilizando el inmueble mientras devuelves el préstamo
  • En el portal de Sofkredit tienes toda la información sobre préstamos con garantía hipotecaria, y puedes solicitarlo desde el formulario.
  • Son préstamos con una gran flexibilidad ya que aceptan gente que aparezca en listas de morosidad.
  • No tienes que contratar otros productos con tu entidad financiera como seguros o domiciliar nóminas

Inconvenientes de un préstamo con aval y estando en ASNEF

En general, son más los beneficios que los inconvenientes de un préstamo con aval inmobiliario para aquellos que están en ASNEF. Te citamos los inconvenientes que podrías encontrar con este tipo de préstamos:

  • Los tipos de interés suelen ser más exigentes que un préstamo personal ya que conllevan una mayor cantidad de dinero y en ocasiones suponen más riesgo ya que hay pocos requisitos.
  • Aunque el inmueble esté valorado en 500.000, la cuantía máxima a recibir será del 40% del valor real del inmueble.
  • Aunque no solicitan demostrar la finalidad del préstamo, no pueden utilizarse para adquirir una vivienda nueva.
  • Es un préstamo de mayor riesgo que otros productos financieros ya que puedes perder tu patrimonio.
  • En algunos casos es el último recurso para muchas personas en ASNEF, lo cual nos puede llevar a solicitarlo de forma desesperada y arriesgarnos a no poder afrontar los pagos. Si es tu caso, piénsalo bien antes de solicitarlo.

¿Cuánto dinero puedo solicitar con un préstamo con garantía hipotecaria con ASNEF?

El dinero que podrás solicitar dependerá directamente del valor del inmueble que pongas como aval al solicitar el préstamo. En el caso de Sofkredit trabajamos ofreciendo entre el 30%- 40% del valor de la vivienda que pongas como aval inmobiliario.

Por ejemplo, si tienes una vivienda sin cargas valorada en 300.000€ podrás conseguir una financiación de entorno a 120.000€.

Si por ejemplo tienes una vivienda valorada en 100.000€ pero solo has pagado el 80% de tu hipoteca, solamente podrás conseguir hasta un 40% del valor de la vivienda que ya has pagado en la hipoteca, es decir unos 32.000€ aproximadamente.

Estos ejemplos son una simple estimación, pero cada vivienda y cada banco tienen características diferentes por lo que lo ideal es solicitar una simulación para saber cuánto dinero podrías conseguir con un préstamo de garantía hipotecaria.

¿Todavía necesitas ayuda?

Si te surge alguna duda sobre el funcionamiento de Sofkredit, nuestras condiciones o cualquier otro tema, puedes consultar nuestro apartado de Preguntas Frecuentes.

Si prefieres hablar directamente con nosotros puedes llamarnos por teléfono o escribirnos un correo electrónico.