Esta web utiliza ‘cookies’ propias y de terceros.
Al continuar navegando acepta su uso. Más información

Tipos de préstamos con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria o préstamos con aval hipotecario, son una alternativa de financiación a la que se puede acceder si puedes aportar un aval de inmueble que sea de tu propiedad. Existen diferentes tipos de préstamos según su garantía y según la finalidad para la que vayas a emplear el crédito; ya sea para obtener financiación con asnef, para pagar los gastos de una herencia, para reformas, para reunificar deudas, con aval de un local, con aval de un terreno...Existe un tipo de préstamo con garantía hipotecaria que se adapte a tu situación.

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria es un tipo de crédito en el que un prestatario (solicitante) recibe financiación por parte de un prestamista (entidades financieras) mediante el aval de un inmueble. Es decir, para poder acceder a este préstamo se necesita aportar el aval de un inmueble como garantía de pago.

Como en los otros tipos de préstamos con aval (coche, persona, propiedad...etc) en el préstamo con aval hipotecario, el inmueble actúa como garantía de pago del crédito. Esto implica que en caso de impago o demora en las cuotas mensuales, la entidad prestamista podría quedarse con el inmueble.

A diferencia de los préstamos personales convencionales en los que se tiene en cuenta la capacidad económica del solicitante (ingresos, gastos, deudas…) para determinar cuál será el importe, en los préstamos con aval hipotecario se tiene en cuenta la tasación del inmueble para determinar la cantidad del importe a prestar.

Por tanto, el importe del préstamo con garantía hipotecaria depende directamente del inmueble que se aporte como aval. Según la tasación que tenga dicho inmueble se podrá acceder a un importe más o menos elevado. Habitualmente el importe máximo al que se puede acceder mediante un préstamo con aval hipotecario es de 300.000€ o del 40% del valor del inmueble.

Además, en este tipo de préstamos con aval de vivienda o inmueble no se necesita acreditar cuál será la finalidad del préstamo ante la entidad financiera o prestamista. Es un préstamo de libre destinación.

Préstamos con garantía hipotecaria

Saber más

Préstamos para reunificación de deudas

Saber más

Préstamos para aceptación de herencias

Saber más

Préstamos para personas en ASNEF

Saber más

Préstamos con aval para empresas

Saber más

Los tipos de préstamos según su finalidad

Aunque no se necesite justificar la finalidad del crédito con aval hipotecario, se puede diferenciar entre cinco tipos de préstamos con garantía hipotecaria según su finalidad, es decir, según la finalidad para la que se vaya a emplear el importe del crédito.

  • Reunificación de deudas: Este tipo de préstamo con aval hipotecario tiene la finalidad de reunificar diferentes deudas y pagos en una única cuota mensual. Es posible reunificar los pagos de diferentes préstamos personales, tarjetas e hipotecas en una única cuota con este préstamo con aval de inmueble. De esta manera, el importe de este crédito será la totalidad de la suma de tus deudas, que pasarán de ser diferentes mensualidades a estar unificadas en un único préstamo.
  • Aceptación de herencia: Otra de las finalidades de un préstamo con aval hipotecario es utilizar el inmueble de una herencia para poder financiar los costes, gastos e impuestos de la aceptación de herencia. Habitualmente en este tipo de préstamos con garantía hipotecaria se ofrece también la posibilidad de solicitar un período de carencia, en caso de que se quisiera vender o alquilar la propiedad.
  • Préstamo para reformas: El préstamo con garantía hipotecaria también puede utilizarse para financiar las reformas del mismo inmueble que se utilice como garantía de pago. En este caso se utiliza el aval de la propia vivienda, local o terreno y poder obtener el capital necesario para financiar las reformas que se deseen realizar.
  • Préstamo para personas en ASNEF: Las personas que están en una lista de morosidad como ASNEF, tienen dificultades para acceder a un préstamo personal convencional, por tanto un préstamo con aval hipotecario con ASNEF supone una alternativa de financiación por la que pueden obtener la liquidez necesaria para cancelar sus deudas, financiar sus proyectos o asumir los gastos del día a día.
  • Préstamo para empresas: Es habitual que las empresas utilicen el aval de oficinas, naves, terrenos o cualquier otro tipo de inmueble en propiedad para poder obtener financiación para el negocio. De esta manera consiguen grandes importes para poder invertir en sus proyectos empresariales y en su empresa.

Los tipos de préstamos según su garantía o tipo de aval

En un préstamo con garantía hipotecaria existe la posibilidad de avalar el crédito con diferentes tipos de propiedades o inmuebles:

  • Préstamo con aval de casa: Puedes utilizar la propiedad de tu casa como garantía de pago para un préstamo con aval hipotecario.
  • Préstamo con aval de piso: Si dispones de un piso que sea de tu propiedad puedes utilizarlo para avalar tu préstamo con garantía hipotecaria
  • Préstamo con aval de local comercial: Muchas empresas utilizan el aval de un local comercial para poder obtener un préstamo con aval hipotecario y de esta manera conseguir financiación para el proyecto empresarial.
  • Préstamo con aval de nave industrial: Al igual que pasa con los locales comerciales, también es posible solicitar un préstamo con garantía hipotecaria con el aval de una nave industrial. Es una buena opción para empresas y particulares que dispongan de una nave y necesiten financiación.
  • Préstamo con aval de parking: Existe la posibilidad de avalar un préstamo con aval hipotecario con un parking. Es una buena opción si necesitas liquidez y dispones de un garaje o una plaza de parking en propiedad.
  • Préstamo con aval de terreno: Es posible avalar un préstamo con un terreno en propiedad y obtener un importe según la tasación que tenga el terreno.

Requisitos para avalar un préstamo con un inmueble

Los requisitos para avalar un préstamo con garantía hipotecaria o con aval hipotecario son los siguientes:

  • Tener más de 18 años
  • Ser el propietario del inmueble que se vaya a utilizar como aval
  • Que el inmueble esté libre de cargas o tenga como mínimo el 80% de la hipoteca pagada

¿Cuánto dinero puedo conseguir con un préstamos con aval hipotecario?

El importe máximo de un préstamo con aval hipotecario dependerá principalmente de la tasación de tu vivienda. Un tasador de la entidad será quien determine cuál es valor exacto de la tasación y por tanto, a que importe máximo podrás acceder con tu préstamo.

Sin embargo, el importe máximo de un préstamo con garantía hipotecaria habitualmente es de un 30% o 40% sobre el valor de la tasación del inmueble o del valor ya pagado de tu inmueble o de 300.000€, aunque dependerá de cada entidad financiera o prestamista y de cada inmueble en particular.

¿Cuánto dinero puedo conseguir con Sofkredit?

Con Sofkredit puedes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria y acceder a un importe máximo de 300.000€, aunque algunas de nuestras entidades financieras colaboradoras pueden incrementar esta cifra dependiendo de cada caso y cada tasación en concreto. O por otra parte puedes acceder a un importe máximo del 40% del valor de tu propiedad o de la parte pagada del inmueble.

Condiciones de un préstamo con aval hipotecario en Sofkredit

Las condiciones de un préstamo con aval hipotecario en Sofkredit son las siguientes:

  • Importe máximo de 300.000€ o hasta un 40% del valor de la vivienda
  • Se necesita tener un inmueble en propiedad
  • El inmueble o propiedad debe estar libre de cargas económicas o tener al menos el 80% de hipoteca pagada
  • No importa si estas en ASNEF o RAI ni ninguna otra lista de morosidad
  • No es necesario acreditar la finalidad del préstamo

Un ejemplo práctico para entender cómo funcionan las condiciones del préstamo con garantía hipotecaria en Sofkredit:

Si dispones de una vivienda con una tasación de 70.000€ pero que tiene un 20% de la hipoteca pendiente, es decir, está pagada al 80%, podrás acceder a un importe máximo del valor de la vivienda que ya está pagado:

80% de 70.000€ (tasación)= 56.000€
40% de 56.000€= 22.400€

Por tanto, en este caso el importe máximo del préstamo serían 22.400€, es decir, el 40% del valor de la parte pagada de la vivienda.

Pongamos otro ejemplo, en este caso dispones de una vivienda con una tasación de 250.000€ y con el total de la hipoteca pagada, es decir, sin ninguna carga económica. En este caso, el importe máximo al que se podría acceder sería del 40% sobre el valor de la tasación:

El 40% de 250.000€ (tasación de la casa)= 100.000€

Por tanto, el importe máximo al que se podría acceder en estas condiciones sería de 100.000€, es decir el 40% del valor de la vivienda.

¿Todavía necesitas ayuda?

Si te surge alguna duda sobre el funcionamiento de Sofkredit, nuestras condiciones o cualquier otro tema, puedes consultar nuestro apartado de Preguntas Frecuentes.

Si prefieres hablar directamente con nosotros puedes llamarnos por teléfono o escribirnos un correo electrónico.